futbol.mexicanos_en_el_extranjero.nestor-araujo-celta-y-el-mexicano-vivieron

Néstor Araujo: Celta y el mexicano vivieron pesadilla defensiva y fueron goleados por Villarreal

Jugadores del Celta se lamentan tras un gol
Jugadores del Celta se lamentan tras un gol | EFE
El seleccionado nacional jugó todo el partido, pero los celestes cayeron 4-0 en Balaídos
2021-01-08 | EFE
Comparte en:

El Villarreal aprovechó los graves errores defensivos del Celta para barrer en Balaídos al conjunto gallego con cuatro goles en media hora (0-4), un ejercicio de alta precisión acompañado por el desastre del conjunto de Eduardo Coudet, que salió con Néstor Araujo todo el partido,  goleado en la Liga Santander días después de caer también con estrépito en la Copa ante el UD Ibiza (5-2), un equipo de Segunda B.

El partido abrió en Balaídos con un lanzamiento alto de Denis Suárez, un tiro que fue una realidad engañosa para el Celta, condenado a partir de ese momento al eterno sufrimiento por sus continuos errores en defensa. El Villarreal descubrió oro en cada equivocación celeste. Un mal pase de Okay a Denis Suárez lo aprovechó Parejo, que, atento en la presión, robó la pelota y asistió para Gerard Moreno, que exhibió su pegada en el mano a mano ante Rubén.

El segundo gol llegó en un error más grave del Celta: Rubén despejó mal la pelota en el inicio de la jugada desde su área, el balón llegó cómodo a Trigueros, este centró y Moi Gómez remató a gol el envío.

Sin tiempo para cerrar la herida, el Celta todavía sufrió más daño un poco antes del minuto veinte. Parejo sacó una falta lateral y la pelota, que no encontró ningún rematador en su paseo por el área pequeña, acabó dentro de la portería de Rubén. Tres aproximaciones del Villarreal, tres goles acompañados por tres errores defensivos del Celta.

Otro error celeste en el momento del pase propició un peligroso contragolpe de Gerard Moreno que finalizó con un tiro de Moi Gómez. Más letal fue la siguiente acción: tras un gran control en el centro del campo, Gerard Moreno vio el desmarque de Fer Niño, que se fue de un desacertado Araujo y se plantó solo ante Rubén para marcar con un toque exquisito el cuarto gol.

Con cuatro tantos encajados en media hora, el Celta quedó paralizado, sin apenas ideas en ataque, desajustado en defensa, con reproches entre sus jugadores. Solo creó una ocasión cerca del descanso, un buen cabezazo de Beltrán que despejó Asenjo.

La defensa adelantada del equipo de Coudet favoreció el planteamiento táctico del Villarreal, que contragolpeó con velocidad. Con espacios, lució la calidad de su ataque. Su brillante primer tiempo lo cerró con una carrera de Moi Gómez y un remate de Fer Niño.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: RAÚL JIMÉNEZ: WOLVES PASÓ A LA SIGUIENTE FASE DE LA FA CUP AL DERROTAR AL CRYSTAL PALACE

La segunda mitad careció de historia. El Celta tuvo la posesión de la pelota pero no generó ninguna ocasión. El Villarreal aflojó sin cambiar el plan: siguió atento a cada error defensivo del conjunto gallego. Mediada la segunda parte, Trigueros le robó una pelota a Beltrán y al momento metió un pase a Gerard Moreno, otra vez con peligro solo ante Rubén. No fue la única aproximación. Sin forzar, también llegó un cabezazo de Albiol y un lanzamiento de Jaume Costa, pequeñas oportunidades para una calmada, apática segunda parte que quizás ninguno de los dos equipos deseaba jugar.

Néstor Araujo en la disputa por el balón