jordi-bosch-no-logro-quedarse-con-pachuca-pero-su-pasion-sigue-viva

Jordi Bosch no logró quedarse con Pachuca, pero su pasión sigue viva

Jordi Bosch Rovira posa para la lente de RÉCORD
Jordi Bosch Rovira posa para la lente de RÉCORD | MIGUEL PONTÓN
El volante aseguró que no está peleado con la 'talacha' y juega para divertirse
2019-11-09 | ENRIQUE GUTIÉRREZ
Comparte en:

Jordi Bosch Rovira comenzó a jugar futbol desde que tenía siete años de edad. Recuerda que su padre y sus tíos fueron quienes le 'heredaron' el amor y la pasión por este deporte.

 Hace tiempo estuvo en una filial de Pachuca que estaba en Iztacalco y, posteriormente, se fue al Centro de Alto Rendimiento Tuzo.

"Estaba a prueba y no pude concretar mi pase al siguiente filtro. Estoy seguro de que Pachuca tiene una de las mejores canteras. De ese equipo salieron jugadores como Héctor Herrera e Hirving Lozano. Sus instalaciones son de otro nivel”, contó a RÉCORD.

Desde hace siete años ha jugado futbol a nivel amateur y gracias a su talento ha podido generar ingresos. "Le he hecho a la 'talacha', no estoy peleado con eso, pero yo juego principalmente para divertirme y para desestresarme", aseveró Bosch.

Jordi Bosch Rovira con la playera de l Manchester City

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: DIEGO ROJAS Y LA PASIÓN POR EL FUTBOL QUE LE HEREDÓ SU ABUELO

Dice ser un jugador polifuncional, ya que actualmente se desempeña como volante o como mediocampista de contención en el Manchester City de la Liga Olimpus 7 de Félix Cuevas.

Juega futbol en sus ratos libres. No dispone de mucho tiempo, pues trabaja en un outsourcing de limpieza y está a un año de terminar la licenciatura de Administración de Empresas en la Unidep.

Ha sufrido algunas lesiones en las rodillas y en la espalda; sin embargo, desea seguir jugando futbol durante muchos años más.

“He sufrido muchos esguinces. Juego por amor al futbol, lo hago con familiares y amigos", finalizó.