cruz-azul-pol-fernandez-desperto-su-olfato-goleador-en-el-inicio-de-su

Cruz Azul: Pol Fernández despertó su olfato goleador en el inicio de su segunda etapa

Pol Fernández en festejo con Cruz Azul
Pol Fernández en festejo con Cruz Azul | IMAGO7
El argentino necesitó de 75 minutos en el Guardianes 2021 para demostrar ser un elemento determinante
2021-02-21 | ARMANDO MELGAR
Comparte en:

Guillermo Fernández ha necesitado únicamente de 75 minutos en su segunda etapa con Cruz Azul, para demostrar que puede ser un elemento determinante.

El ex de Racing de Avellaneda volvió por una revancha a la Liga MX y hasta el momento no ha quedado a deber, pues es el refuerzo que mejores dividendos le han entregado a Juan Reynoso en lo que va del torneo. 

Cabe destacar que el mediocampista tuvo un regreso complicado, mismo que estuvo cerca de no producirse, pues los cruzazulinos tenían ofertas en la mesa. 

Pol Fernández en festejo con Cruz Azul

Sin embargo, Fernández debutó en la jornada cuatro del Guardianes 2021, dónde la Máquina superó como visitante al Necaxa. En aquel encuentro jugó poco menos de 15 minutos, por lo que tuvo poco interacción con el balón.

Pero la explosión llegó hace unos días cuando los celestes visitaron a Tigres; el argentino ingresó de cambio para aportar posesión de pelota y en una contra marcó el 0-2 que le dio tranquilidad y los tres puntos al equipo de Juan Reynoso.

El regreso de Fernández a la entidad cementera ilusionó a más de uno de los aficionados celestes y el sábado por la noche le dio sentido a esa ilusión, viniendo desde el banquillo para marcar un auténtico golazo que significó tres puntos de oro ante el otrora líder general.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR: CRUZ AZUL: REYNOSO DESTACÓ LA FORTALEZA MENTAL DEL EQUIPO EN VICTORIA VS TOLUCA

Pol se metió en el área de Toluca sin marca y prendió un centro bombeado de Orbelín Pineda, al más puro estilo de un karateca, dejando sin posibilidades a Luis García.

Por el momento, la media cancha celeste se encuentra afianzada, pero el argentino comienza a levantar la mano para ganarse una titularidad.