america-pierde-por-falta-de-encuadre
Opinión

Alejandro Molina Bortoni

Experto en psicología y desarrollo humano que trabajó con la Selección Mexicana durante el proceso de Ricardo La Volpe. Molina llevará los lectores todo lo relacionado a la psicología y el deporte.

América pierde por falta de encuadre

2021-02-25 | ALEJANDRO MOLINA
Comparte en:

La Comisión Disciplinaria falló a favor de Atlas, y el América pierde los tres puntos que había ganado en la cancha. El jugador Federico Viñas estuvo en la banca, sin estar registrado y como suplente.

El Atlas manifestó su inconformidad y ganó la apelación. Por su parte, el América aceptó su error y acató la decisión. Previo a la resolución, la polémica se abrió en medios y redes sobre si la Liga MX se atrevería o no a sancionar a tan influyente equipo.

Esta es una excelente oportunidad para reflexionar sobre las reglas del juego o los llamados encuadres, en el ambiente organizacional. Estos tienen una muy importante influencia en el funcionamiento de cualquier grupo humano.

Los encuadres son las normas con las que los equipos funcionan. Mientras más claras estén, más fácil será prevenir conflictos a futuro. Además, marcan los límites que dan seguridad, respeto y éxito dentro de las conductas que demanda la operación del negocio.

Todo sistema tiene una frontera; unos límites que lo hacen más o menos funcional y que facilita la sinergia entre sus miembros. Cuando los encuadres no están claros, se incrementan los conflictos. Asimismo, cuando no responden a las necesidades del grupo habrá inconformidad y desacuerdo.

Si los encuadres no responden a las expectativas de los miembros del equipo, hay que modificarlos, pero no se hace a contentillo, sino se cambian las reglas para todos de manera consistente, lo cual evitará conductas erráticas o favoritismos.

Estos cambios deberán hacerse siempre y cuando los encuadres coadyuven a cumplir los objetivos de la organización.

En cuanto al cumplimiento del mismo, es importante dejar claro que cuando alguien rompe el encuadre y no hay consecuencias, se pierde de inmediato la credibilidad del líder que tiene que alinear las conductas que no cumplen con el mismo. Bien aplicado entonces por la Liga MX.

En la familia, un niño o un adolescente que no tiene encuadres claros, tendrá problemas conductuales. El encuadre les ayuda a crear disciplina y hábitos, también los prepara para la convivencia en cualquier ámbito social. Ejemplos de encuadre son los horarios, las comidas, el tiempo de estudio, de juego y de descanso. También la manera en que en casa repartimos el trabajo comunitario.

En las empresas, no hay que dar por dado los encuadres, no se trata sólo de reglamentos, sino de la forma en que esperamos que la gente colabore. Por ejemplo, ahora en la pandemia, todos los encuadres cambiaron por el trabajo a distancia. Es importante clarificar la manera en que esperamos que la gente cumpla con sus objetivos y la manera de lograrlos.

Cuando los encuadres son muy laxos, el problema se da en que cada quien obrará según sea su perspectiva y al no ser compartida por todos, podrá generar problemas.

Si, al contrario, los encuadres son muy cerrados, las personas se sienten sin libertad y se genera una sensación de opresión que tampoco es buena. Los encuadres entonces, deben definirse en función de la madurez de las personas que integran el grupo. Además, es importante dejar claro que mientras más acordados en conjunto, será mejor.

Estimados lectores, revisemos los encuadres que tenemos en casa y en el trabajo, exploremos que sean acordes a las necesidades y que sean comprendidos por todos.

Espero que la Liga revise sus encuadres administrativos y deportivos para que se tenga un ambiente competitivo y justo para todos los equipos que la conforman.

"Revitalízate, vuelve a la esencia de lo que te da el éxito".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: EL PEOR ENEMIGO DE LOS MEXICANOS