¿Joe Biden fue revisado por un neurólogo? Lo que La Casa Blanca oculta

El mandatario de pronto parece perder el sentido de la orientación.
El mandatario de pronto parece perder el sentido de la orientación. | FB: @joebiden
El presidente ha recibido constantemente varios médicos para que revisen su estado de salud
2024-07-09 | AP
jreyes
Comparte en:

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, vio a un neurólogo el 17 de enero para un examen neurológico, cuyos resultados fueron informados posteriormente como parte de su expediente médico anual más de un mes después, dijo la Casa Blanca el martes.

Esta confirmación se produjo después de que la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijera erróneamente que la reunión del 17 de enero no estaba relacionada con atención médica para el presidente, en respuesta a una pregunta formulada por The Associated Press.

Joe Biden afirma estar bien de salud.

Joe Biden es atendido en La Casa Blanca

La AP había preguntado si una reunión entre el experto en neurología Kevin Cannard y el doctor Kevin O’Connor, médico personal de Biden —de la que se informó a través del registro de visitas de la Casa Blanca—, tenía que ver con el propio presidente. Fue la única reunión entre esos dos doctores, según los registros, de la que se había informado entre julio de 2023 y el pasado marzo, un periodo que ha sido objeto de escrutinio porque Cannard había visitado la Casa Blanca ocho veces en ese lapso.

“Debido a que la fecha no se mencionó en la pregunta, quiero dejar claro que la reunión del 17 de enero entre el doctor O’Connor y el doctor Cannard fue para el examen médico del presidente”, dijo Jean-Pierre en una declaración a la AP este martes. “Fue una de las tres veces que el presidente ha visto al doctor Cannard, cada vez para su examen médico. Los resultados de cada examen se han hecho públicos”.

En videos se aprecia como la gente del presidente lo ayuda en momentos críticos.

¿Esconden reportes médicos?

No es la primera vez en los días posteriores a la debacle de Biden en el debate —el cual desencadenó una nueva ronda de preocupaciones sobre la aptitud del presidente de 81 años para ejercer su cargo— que la Casa Blanca ha tenido que aclarar respuestas a preguntas sobre la salud del presidente.

La semana pasada, Jean-Pierre declaró que Biden “no se hizo revisar por el médico” por un resfriado que se hizo notar durante el debate del 27 de junio. Pero Joe dijo posteriormente, en una reunión privada con gobernadores demócratas, que había sido examinado por su médico después de concluido el debate. Jean-Pierre afirmó que se refería a que el mandatario no se sometió a un examen médico completo y que el presidente sí se hizo un “chequeo” con su médico, algo que hace un par de veces por semana.

Y el lunes por la noche, la Casa Blanca hizo público un comunicado de O’Connor en el que describía la naturaleza de las visitas de Cannard a la Casa Blanca, después de que Jean-Pierre se negara a confirmar el nombre del médico o a decir por qué acudía a la Casa Blanca.

Los médicos revisan al presidente para descartar un problema neurológico.

También confirmó que Cannard había sido el neurólogo que había examinado a Biden en sus tres exámenes médicos durante su presidencia. Jean-Pierre afirmó el martes que “muchas de las cosas que dije aquí mismo en esta sala de reuniones” fueron posteriormente reafirmadas en la carta de O’Connor del lunes por la noche.

La aclaración de Jean-Pierre también muestra cómo ciertas partes del examen médico anual del presidente, que normalmente se realiza en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, pueden llevarse a cabo durante un periodo más largo en lugar de sólo un día en el hospital suburbano de Maryland.

Cuando O’Connor dio a conocer los resultados del examen médico de Biden el 28 de febrero, escribió que “un examen neurológico extremadamente detallado volvió a ser tranquilizador en el sentido de que no había hallazgos que fueran congruentes con ningún trastorno cerebelar u otro trastorno neurológico central, como derrame cerebral, esclerosis múltiple, párkinson o esclerosis lateral ascendente, ni tampoco hay signos de mielopatía cervical”. La carta no indicaba cuándo se había realizado el examen neurológico ni dónde tuvo lugar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LIVIA BRITO DEBE DE ACUDIR AL RECLUSORIO POR FALSEDAD DE DECLARACIONES